Los autónomos piden suspender el pago de cuotas a la Seguridad Social y las autoliquidaciones de Hacienda

Poradmin

Los autónomos piden suspender el pago de cuotas a la Seguridad Social y las autoliquidaciones de Hacienda

Los autónomos, son sin duda uno de los pilares del empleo en España, y con esta crisis sanitaria se esta viendo obligado a cerrar sus negocios por el estado de alarma. Sin ninguna entrada de dinero, en una gran mayoría de los casos, las dificultades para afrontar sus pagos van a ser más que obvias, sin embargo tendrán que seguir haciendo frente a sus obligaciones con la Seguridad Social , así como los pagos a Hacienda en abril.
José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social recuerda al colectivo que deberán pagar los primeros 13 días de marzo, los previos a que se declarara el estado de alarma. Es decir a los autónomos a los que se les conceda la ayuda extraordinaria por cese de actividad, automáticamente no se les facturará el resto de la cuota. Aunque avisa de que si se pagara todo el mes por no haberle sido concedida al autónomo la prestación antes del giro de las cuotas, la Seguridad Social devolverá la parte correspondiente de oficio, sin necesidad de que el autónomo lo solicite. Primero deberán pagar su cotización, cercana a 300 euros, y luego vendrán las devoluciones, si procede.
ATA, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos con más afiliados ha lamentado que el Gobierno siga sin atender «el clamor» para suspender la cuota, y recuerdan que «muchos autónomos, que han cerrado su actividad o sus ventas han caído el 75%, no podrán pagar su cuota sin ingresos ni liquidez». Aseguran que esto generará «recargos y morosidad» que hará difícil el cobro de la prestación. En su carta al ejecutivo Amor, le lanza “un ruego, un favor, incluso una súplica, que, dada la situación de falta de actividad y liquidez de los autónomos en estos momentos, y la operatividad limitada de órganos gestores, que se suspenda el cobro de las cuotas de todos los autónomos el próximo 31 de marzo”. Petición que sigue sin aceptarse por parte del Gobierno.
Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas (CGE), por su parte valora el «buen paso» dado con la publicación de las características del primer tramo de la línea de avales del ICO para empresas y autónomos, como medida de financiación para evitar el cierre de empresas, aunque ve una «gravísima incongruencia» en el Gobierno al considerar «absolutamente irracional» que parte de los créditos se tengan que destinar a pagar impuestos y cuotas a la Seguridad Social, cuando «resultaría tan sencillo aplazar estos pagos hasta que pase la crisis». Además, pide flexibilizar las ayudas y clarificar los procedimientos de los avales.
El vicepresidente la CEOE envió hace unos días una carta al presidente del gobierno, pidiendo que eximiera del pago de la cotización de marzo al colectivo, en la que avisaba de que si el día 31 de este mes veían cargados en su cuenta los casi 300 euros de cotización se generaría en el colectivo «frustración y malestar».
Otra de los aspectos de la actual situación que más preocupa a los trabajadores autónomos es la presentación de las autoliquidaciones del primer trimestre. Hacienda ha decidido no otorgar una prórroga y mantener los plazos de presentación e ingreso de las autoliquidaciones y de las declaraciones informativas. El argumento para esta negativa de la Agencia Tributaria es que ya que se había aprobado antes del estallido de la crisis una medida excepcional para que las pymes y autónomos pudieran aplazar el pago de impuestos hasta seis meses, con tres meses sin intereses, por lo que las fechas de cumplimiento siguen vigentes.
Eduardo Abad, presidente de UPTA (la otra gran asociación española de Autónomos) ha solicitado al Ministerio de Hacienda que, con carácter general, se establezca un nuevo plazo para la presentación de estas declaraciones, haciéndolas coincidir con el límite temporal de las del segundo trimestre, el 20 de julio de este año, “sin por ello sufrir ningún recargo y sin que la Agencia Tributaria realice la reclamación, a fin de evitar las sanciones correspondientes”, explica el presidente de UPTA, , que propone que “este aplazamiento no conlleve solicitud previa, con el fin de evitar trámites innecesarios». Además, plantea que a los autónomos que lo deseen les dejen presentar las declaraciones dentro del plazo actual, tanto en el caso de que sean a pagar como a devolver por parte de Hacienda.
Los autónomos tendrán el siguiente calendario inminente: 20 de abril la autoliquidación del IVA recaudado en el primer trimestre de este año a través del modelo 303; los modelos 111; las retenciones de los trabajadores; el modelo 115 de retenciones e ingresos a cuenta por arrendamientos de inmuebles urbanos y los modelos 130 y 131 de pagos fraccionados del IRPF. Exponiéndose a un recargo del 5%, si se presentan fuera de plazo de manera voluntaria, o con una sanción entre el 50% y el 150% del importe de la declaración a pagar, si es por requerimiento de la Agencia Tributaria. 
Dada lo excepcional de la situación en el estado de alarma, aducen que la presentación de estas declaraciones tributarias son casi imposibles de realizar, por todas las limitaciones de movilidad, de prestación de servicio, de apertura al público de las entidades financieras, además de las dificultades para hacerlo de forma telemática, tanto por la saturación de los centros públicos como por la incapacidad tecnológica de muchos de estos trabajadores.
FUENTE: ADADE CENTRAL

Source: econsulting

About the author

admin administrator